Tips para ser una mamá minimalista.

La responsabilidad de llevar llevar adelante un hogar puede ser abrumador.  Especialmente cuando tienes niños pequeños en la casa, el trabajo y el desorden parecen no terminar nunca. Con estos tips podrás conocer cómo ser una mamá minimalista y disfrutar más de esta etapa con tus hijos.

Como mamás llega un momento en que nos hacemos conscientes de que el piso que acabamos de barrer va a tener migas o papeles tirados nuevamente dentro de las próximas horas (o minutos) o que cuando terminemos de vaciar el canasto de la ropa sucia, al día siguiente ya estará lleno de nuevo.

No hay una lí­nea de llegada en esta carrera del día a dí­a, y es muy frustrante empezar una y otra vez, especialmente cuando tienes una mente acostumbrada a proyectos, con un principio y un fin.

En el orden del hogar nunca hay un principio y un final.

Estamos convencidas de que las mamás necesitamos más que nunca el minimalismo en nuestra vida, no sólo por nosotras mismas sino también por el bienestar de nuestros hijos.

¿Cómo podemos incorporarlo en nuestra vida?

El minimalismo es vivir intencionalmente, con un propósito que deje huella en el día a día.

Vivir de esta manera vale la pena para recuperar nuestro tiempo, nuestro espacio, relaciones y confianza en nosotras mismas.

Para ello nos enfocaremos en las 3 áreas más conflictivas para las madres:

1- Vestimenta

La ropa que usamos suele amontonarse en nuestros armarios, especialmente luego de pasar por el periodo de embarazo. Elegir aquellas prendas que se adapten a nuestros cambios no siempre es fácil pero vale la pena tomarnos unos minutos, revisar nuestro guardarropa y evaluar:

  • ¿Cuándo fue la última vez que usé esta prenda?
  • ¿Me hace sentir bien conmigo misma?
  • ¿La tengo sólo porque no tengo un reemplazo que me guste más?

2- Vajilla

Seleccionar aquellos elementos de nuestra vajilla que realmente usamos es una buena forma de mantener la cantidad de pertenencias adecuada para el uso diario.

Es importante simplificar y conservar aquellos juegos o sets que están en buenas condiciones, especialmente aquellos que son de plástico y que usan nuestros niños.

3- Juguetes

Los juguetes son un aspecto muy importante en el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos. Elijamos aquellos que son apropiados para cada edad, conservando los que estimulan su creatividad y capacidades particulares como por ejemplo:

  • Bloques
  • Autos y trenes
  • Muñecos
  • Disfraces
  • Rompecabezas
  • etc.

Si tenemos demasiados juguetes y no sabemos que hacer con ellos o nuestros niños ni siquiera juegan con ellos, es una buena idea donarlos  (siempre que estén en buen estado) a quienes puedan darle un mejor uso.

Ser intencionales a la hora de elegir nuestras pertenencias en estas tres áreas definitivamente nos ayudarán a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros hijos.

¿Que te han parecido estos tips? Nos encantaría leerte en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imprimibles

Planificadores, listas y más para organizar tu día a día, simplemente.

Todos los derechos reservados. Diseño MAY Estudio Web